La fórmula del equilibrio

En todos los aspectos de la vida, la clave es el equilibrio.

Como el cuerpo utiliza tanto la creación como la destrucción para mantener en marcha sus procesos vitales, la solución no está en el trabajo constante. Es preciso equilibrar el ejercicio con el descanso, porque durante el ejercicio se produce una extensa destrucción muscular que debe restaurarse en los períodos de descanso.

Así que hoy queremos presentarte esta “fórmula” para lograr el equilibrio:

Equilibrio

Moderación significa no llegar a los extremos. Regularidad es seguir una rutina consecuente.
Descanso es descanso, actividad es actividad. Estas cuatro cosas parecen sencillas, pero tan solo la especie humana tiene control  consciente sobre ellas, por ser la única especie dotada de consciencia de sí. En los animales es el instinto el que dicta el ciclo de descanso y actividad, que los humanos podemos ignorar a voluntad.   Si lo ignoramos en la dirección equivocada, lo que hacemos es acelerar la entropía

Nuestro mensaje para hoy es muy simple: Busquemos el equilibrio. En términos cuánticos, todo aquello que promueve el orden (equilibrio) es beneficioso para oponerse a la entropía (que se refiere al grado de desorden molecular de un sistema).

El hecho de que la vida moderna tienda a ser tan desequilibrada, en desafío a las necesidades innatas del cuerpo, no pasa desapercibido para la fisiología. Quienes prestan atención y buscan fluir con la vida (en lugar de resistirla) tienen más posibilidades de establecer un ritmo natural y más saludable.

  1. Para promover este equilibrio físico, recuerda estas recomendaciones: 1 Dormir de 7 a 8 horas por las noches
  2. Una alimentación sana, balanceada y libre de comidas procesadas
  3. Busca mantener tu peso ideal = índice de masa corporal = Peso en Kg/Altura en Metros (al cuadrado)
  4. Actividad física frecuente
  5. Moderación al beber
  6. No fumar
  7. Meditación y respiración consciente

La mayoría de personas se enfocan solamente en uno o dos de los tres aspectos que nos componen: en lo físico, lo mental, o lo espiritual. Para ser la mejor persona que puedes ser, necesitas optimizar los tres aspectos y buscar el equilibrio.

Piensa en tí mismo en términos físicos, mentales y espirituales: ¿Cuál es tu aspecto más fuerte? ¿Cuál es el más débil y cómo podrías fortalecerlo para hacer el tríangulo más balanceado?

 

Abrazos llenos de energía positiva,

Mariela @JIVAGuatemala

P.D. Suscríbete a nuestra lista para recibir directo en tu correo este tipo de información, haciendo click aquí.

¿Quieres más equilibrio en tu vida? Conoce ACUSTRESS (Acupuntura para el Stress) –> Deja de ser víctima del stress y transforma tu estilo de vida en estas 6 áreas y cambia el Stress por Salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *