Exceso de estrés: Síndrome BURNOUT

Estrés laboral: qué es, causas y síntomas

Hablamos de estrés laboral cuando se produce una discrepancia entre la demanda laboral y los recursos del colaborador para hacerles frente. El problema consiste en que nuestro cuerpo tiene recursos limitados, ocasionando al colaborador un estado de agotamiento tanto físico como mental y emocional ante la percepción de impotencia por realizar su trabajo, con el consecuente riesgo/miedo de perderlo. Esto supone una seria amenaza para la salud y el bienestar del colaborador, afectando a sus relaciones profesionales, familiares y emocionales (consigo mismo y los demás).

Uno de los efectos más profundos del estrés laboral en el colaborador es el denominado síndrome Burnout que suele darse en puestos de trabajo que tengan relación con servicio al cliente o requieran continuamente de habilidades “multitasking”. Este tipo de puestos, en muchas ocasiones van acompañados de una sobrecarga laboral (por ejemplo por una exposición continua a reclamos o quejas de clientes), lo que genera condiciones de estrés permanente y acumulativo en el empleado. Finalmente el colaborador pierde toda motivación y se produce una dinámica mental negativa que le hace percibir cada nueva jornada laboral como interminable.

Podemos mencionar algunas causas del estrés laboral:
•    La presión por parte del empresario, mobbing o acoso laboral
•    Las actividades de gran responsabilidad
•    Las funciones contradictorias del colaborador
•    Motivaciones deficientes y manipulación
•    La ausencia de incentivos
•    Los conflictos entre empleados o empresarios
•    Cargas excesivas de trabajo
•    Multitasking
•    Jornadas de trabajo excesivas
•    Ritmo de trabajo acelerado
•    La preocupación por el despido
•    La falta de posibilidades para conciliar la vida laboral con la personal

Efectos sobre el trabajo:
•    Bajo nivel de productividad
•    Ausentismo (no justificado o por enfermedad)
•    Relaciones laborales casi nulas
•    Dificultad de concentración y memorización
•    Desorganización laboral
•    Errores humanos y técnicos
•    Falta de conexión con el sentido del trabajo
•    Pérdida de la concentración y de la “pasión” por el trabajo
•    Pérdida de la calidad y resultados esperados

El síndrome Burnout se presenta en el 7.5% de las personas antes de los 5 años de ejercicio profesional o laboral, y en el 25% antes de los 10 años de desempeño, constituyéndose en un verdadero problema de salud pública que es necesario atender antes de que se salga de control u ocasione problemas sociales irreversibles.

Manifestaciones clínicas más frecuentes
Entre las manifestaciones clínicas más frecuentes de tipo psicosomático se encuentran: fatiga crónica, dolor de cabeza, alteración del sueño, baja de peso, gastritis y dolor muscular, aumento de peso, Síndrome Metabólico, hiperglucemia, aumento del colesterol, hipertensión arterial, enfermedades respiratorias, aumento de los factores de inflamación y disminución del sistema inmune.

Se señalan entre las manifestaciones conductuales: ausentismo laboral, abuso de sustancias (café, alcohol, tabaco, psicofármacos), aumento de conductas violentas, relaciones humanas superficiales y comportamiento de alto riesgo.
El estrés laboral o estrés en el trabajo es un tipo de estrés propio de las sociedades industrializadas, en las que la creciente presión en el entorno laboral puede provocar la saturación física o mental del colaborador, generando diversas consecuencias que no sólo afectan a su salud, sino también a la de su entorno más próximo.

Además, el estrés en el trabajo está asociado con una reducción de la productividad de las empresas y un descenso de la calidad de vida de aquellos que lo sufren, pudiendo incluso ser motivo de baja laboral en los casos más graves, por lo que es conveniente aprender cómo combatirlo, y conocer técnicas eficaces para su manejo.  En palabras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el estrés laboral es una “enfermedad peligrosa para las economías industrializadas y en vías de desarrollo; perjudicando a la producción, al afectar a la salud física y mental de los colaboradores”

Vida en equilibrio
Es importante saber diferenciar el estrés positivo (eustress) que es el nos pone en alerta y mejora nuestra respuesta ante una situación demandante (física, mental o emocionalmente).  Sin embargo, cuando el estrés es excesivo y desgastante, éste se convierte en distress, o sea negativo. El estrés positivo es el que se siente, entre otras muchas cosas, ante la creatividad, el entusiasmo, la actividad física placentera sea deportiva o de otra índole. Cuando las situaciones de estrés se acumulan y empiezan a ser por causas menos placenteras comienza a convertirse en distress.
Siendo el distress un desequilibrio en la homeostasis de nuestro organismo y la acupuntura una terapia para lograr equilibrar el funcionamiento de los sistemas, ésta se convierte en una opción muy efectiva para ayudar a las personas a controlar el estrés y sus complicaciones y para que los colaboradores de una empresa continúen siendo productivos.

ACUSTRESS es una solución innovadora para el tratamiento de las 5 fases* del distress laboral:

  • Fatiga física o mental
  • Mal humor
  • Descontrol emocional
  • Dolencias físicas crónicas
  • Patologías físicas

ACUPUNTURA para tratar el estrés laboral
Contamos con el programa ACUSTRESS, dirigido a brindar los beneficios de la acupuntura en el contexto de la empresa.  Los principales beneficios que esta innovadora terapia ofrece a la empresa y sus colaboradores son:
•    Genera afinidad y sentido de pertenencia del colaborador con la empresa
•    Restituye el sentimiento de bienestar de los colaboradores
•    Contribuye a reducir el ausentismo laboral generado por enfermedades producidas por estrés.
•    Permite restablecer la productividad de los colaboradores
•    Da a la empresa una imagen de innovación en el ambiente laboral, ya que el colaborador percibe que su empresa tiene una mentalidad de cambio positivo.

¿Cómo funciona? Mediante una consulta diagnóstica general y consultas personalizadas con cada uno de los colaboradores a tratar, se detectan las necesidades individuales en base a las cuales se programan sesiones de acupuntura en horarios convenientes para el staff.  La cantidad de sesiones por colaborador será determinado dependiendo de sus necesidades de equilibrio y en qué fase de distress se encuentre.

¿Quién puede recibir la terapia ACUSTRESS? Jóvenes a partir de los 18 años y adultos de toda edad, exceptuando mujeres embarazadas.

Para más información visite este link o comuníquese al (502) 5206-4628.
Email: info@jivaguatemala.com
En Facebook y Twitter

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *